jueves, 14 de diciembre de 2017

MI ESPECIAL MARATÓN DE MÁLAGA EN 3:18 min

Como cada año, no falto a mi cita especial de la Maratón de Málaga, donde me reúno con mi padre y con mis grandes recuerdos de mi mamá. Lo que hago es disfrutar de correr para llenarme el corazón de recuerdos y buenos momentos pasados. La Maratón de Málaga es mi carrera más especial del año, a la que no faltaré hasta que el cuerpo y la cabeza me lo permitan.

Recorrido hasta Estepona, donde hacemos la primera parada para reunirnos con mi padre, que nos espera allí para pasar un par de días juntos.

Un tiempo espectacular, casi 20º y disfrutando del sonido de las olas del mar en los tímpanos. Lo curioso es que los de allí decían que hacía un fríooo...jeje.

Por supuesto, una buena comida disfrutando del pescadito de la costa junto al mar. Siempre un lujo.

Y después de un par de días de "relax" (mi padre tiene pila para dar y tomar), llegada a Málaga para ir preparando todo. Recogida del dorsal, preparación del equipo... Como siempre gracias a 226 Aragón por dejarme correr con sus colores.

Un paseo por el casco viejo y unas cervezas preparando el circuito donde Espi y mi padre me podrán ver... A dormir y mañana a correr.

8:00 am. Un pensamiento para colocar mi cabeza en orden y proponerme correr.
9:00 am. Pistoletazo de salida y a correr, correr y no dejar de correr para llegar cuanto antes a meta.

Espectacular el recorrido... con unas vistas del mar que me animaban a seguir dándolo todo.

Km 22... desde lo lejos veo a mi padre, que me espera emocionado y donde el subidón de adrenalina que me dio, me puso a tope de nuevo para seguir fuerte. Mi Espi, también estaba allí, con esa sonrisa que cada día me vuelve más loco.

Km 36... de nuevo, allí estaban mi Espi y mi padre. Jodo, qué lujo es poderles tener en la carrera, porque el impulso emocional que me dieron fue como tomarme 1.000 cafés bien cargaditos... Graaaaaacias...

Pero, aunque siempre disfruto de cada paso, los momentos duros también estan presentes, cuando las piernas se te ponen como palos, vas desfondado, cuando sabes que hay que seguir hasta el final, porque a eso vengo...

Y después de 3 horas y 18 minutos corriendo, llego a meta, donde al ver a Espi me paro a darle un beso... donde me esperaba mi padre también, orgulloso de mí... y sobre todo donde de nuevo paso bajo el arco de meta y levanto los brazos señalando al cielo, para dar gracias a mi mamá, que esté donde esté, le digo...¡lo he conseguido de nuevo mamá, va por ti!...

Otra medalla de la Maratón de Málaga, otra para la saca, como dice mi buen amigo Pabote. Y con ésta van 5.

Y para celebrarlo, unos vinos dulces de Málaga junto a mi padre y mi Espi... que se lo merecen más que yo, por haber estado en cada paso de mi carrera. Son la verdadera medalla de esta maratón. GRACIAS. Os quiero mucho.

Un día muy muy especial para mí.

Y ahora toca de nuevo volver a casa. Buen viaje de vuelta; largo, pero feliz y con muy buen sabor de boca. Gracias a Espi por seguir siempre a mi lado y no dejar nunca de sonreír. Soy muy afortunado.

EL AÑO QUE VIENE MÁS Y MEJOR.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

MITJA MARATÓ LLEIDA EN 1:28 min "VISCA"

Y seguimos con el turisteo de ciudades con la excusa de correr... Lleida era la ciudad que se nos cruzaba hoy por culpa de la Mitja Marató de Lleida, una media de asfalto para poner a prueba mis piernas corriendo por asfalto dejando de lado las montañas y el desnivel. En fin, que al lío con esto del asfalto.

Salimos desde Jaca destino a Lleida con la calma. Trayecto de 180 km rapiditos y con buena carretera hasta nuestro destino.

Después de dejar todos los bártulos, recogemos el dorsal y preparo el equipo para el día siguiente. Hace fresquete, Lleida es bastante húmeda.

Una cena llena de hidratos y buen vino para recargar fuerzas, que un japo siempre sienta bien... jejejejeje...

Y llegó el momento de correr. La carrera sale a las 10:30, el tiempo nos acompaña y la mañana parece que es soleada. Siempre un meadita antes de correr.

Pistoletazo de salida y me pongo en modo "run" "run"...

La carrera muy rápida, sin darme cuenta me planto en el km 10 y voy volando. Sensaciones súper buenas.

Y sin buscarlo, me hago la carrera en 1:28 min. INCREÍBLE... para nada pensaba en hacerla tan rápida. No sé si es el pilates o qué, pero disfruté de lo lindo corriendo esta media.

Y he aquí mi recompensa. Una medalla de Finisher y a Espi que me esperaba en meta como siempre para abrazarme y felicictarme ¿qué más se puede pedir?
Nunca dejaré de correr mientras pueda. Es mi manera de vivir, de sobrevivir y de soñar. Siempre que termino una carrera, me acuerdo y digo: estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero. 


Y después de una duchita y un pincho, a pasear un poquillo por Lleida, que siempre hay algo que ver y aprender.



No podemos dejar de ver la Catedral de la Seo Vieja o catedral antigua de Lérida, que es el monumento más emblemático de la ciudad. Se construyó en estilo románico, aunque sus bóvedas son de crucería ojival góticas... eso creo.

Y una vez vista la Catedral, Espi está que se sube por las paredes deseando volver a casa, a Jaca... donde disfrutamos de nosotros, que es lo mejor del mundo.

jueves, 2 de noviembre de 2017

VISITA AL "PAPA" POR ASTURIAS

Como siempre, de aquí para allá. Mi padre estaba en Asturias, concretamente en Pola de Laviana, donde nació hace ya 79 años y donde se siente como un niño, feliz. Pues, excusa perfecta para ir a verle y disfrutar de su compañía y de paso de Asturias. Bártulos a la espalda y a cruzarnos el norte de un lado a otro sin ningún tipo de pereza.

Decidimos ir en coche hasta Pamplona, donde pillamos el tren hasta Oviedo. Lo más cómodo y seguro.

Y sin darnos cuenta, ya en Laviana con mi padre a pasar unos días con él. Qué buen tiempo pillamos además. Así que, a pasear y comer bien.

Desde Laviana, directos a L´Albancia, un restaurante que con buen tiempo es un paraíso, y la comida es de lo mejor de Asturias. Damos fe de ello.

Espectacular la cocina... más bien el fuego donde asan el cordero y la carne.

Ya sentados, pedimos el cáliz de uva llamado Viejo Mundo, un Ribera de Duero que nos encanta.

Puf... POTE de pescado... la imagen lo dice todo.

Famiaos nos quedamos... aun así... Llega también la carne para los carnívoros. Así es Asturias.

Y después de bajar la comida paseando y disfrutando del buen tiempo... Un "Asturias patria querida" a capela a cargo del coro de la Iglesia de Laviana. Día perfecto junto a Espi y a mi padre.

Y seguimos con la excursión. Esta vez, vamos a Campo de Caso, donde mi padre tiene controlado otro restaurante para poder seguir engullendo buena comida...

En fin... que la imagen hable de nuevo por sí sola.

Y poco a poco... el sol va cediendo... y paseamos por esta tierra asturiana arreglando el mundo.

Aquí llegando a uno de los sitios favoritos de mi padre... la famosa madreña, que se utilizaba para espantar a los animales con un mecanismo curioso... esta vez no lo cuento, que de vez en cuando hay que investigar también un poco... jejejejejeje...

Y poco a poco, el sol se esconde y el día se termina. Gran visita a mi padre, persona que admiro y de la que me siento muy orgulloso.

Papá, gracias por unos días juntos, disfrutando de tu compañía y de tus paseos. Como siempre bien dices, qué rápido pasa el tiempo. Repetiremos pronto, prometido.

miércoles, 25 de octubre de 2017

BILBAO NIGHT MARATHON "PA LA SACA"

Una maratón nocturna en Bilbao. La culpa es de Javi, que un día me propuso lo de correr la Nocturna de Bilbo, y esta claro, ¿qué le voy a decir?... Claaaaaaaaaro tíoooooooo... Así que después de estar corriendo por montaña todo el año, cambio de terreno y me paso al asfalto a ver qué tal se me da. La verdad es que ya tenía ganas de correr una de 42 km para saber que en menos de 4 horas la terminaría, que en la montaña todo se ve muy, pero que muy distinto. En fin, que esto es lo que pasó.

Llegada a Bilbao con visita obligatoria al Guggenheim, al perrito de flores y a por unos pintxos para abrir boca.

Recogida de dorsales en la feria del corredor, con la sorpresa de un número mágico para mí; el 366. Firma en la pared de los valientes y subida a la primera posición del podium, que siempre seguirá siendo un imposible, un sueño.

Preparación del equipo y estudio del circuito. Espi estará en cada esquina para darme, como siempre, ánimos y fuerza. Así es mi Espi, la MEJOR.

20:00h, esto está a punto de empezar.

Después de una salida brutal entre 11.000 corredores divididos en carreras de 10k, 21k y los de la 42k, empieza la carrera. Esto es puro Bilbao para los corredores.

Llenamos todas las calles invadiendo cada esquina. Una pasada correr por la noche junto a tanta gente animando por todas partes.

Y después de 30 kms, la calles se hacen largas, la gente sigue aplaudiendo y las fuerzas van desapareciendo, pero siempre en la cabeza la meta es llegar, pese a tener las "patas como la madera"... Ahora empieza la carrera.

Y a falta de 198m. veo el final del camino, la meta. Esta sensación de estar llegando, me sigue poniendo la piel de gallina, es una sensación tan increíble... por eso sigo corriendo.

Y RETO CONSEGUIDO. Como dice mi buen amigo Pabote, "otra pa la saca". Maratón muy especial llena de sensaciones, de sufrimiento y de ganas de seguir haciendo lo que más me gusta.

Otra medallita para la colección. Dedicada a Javi, el culpable de haberla corrido. A mi padre, Pils, Silvia AtheneaFisioterapia, a Alex, Lola y Aleberto, que se acordaron de mí y me dieron esos ánimos que siempre dan fuerza. Gracias por estar ahí junto a mí.

Y sobre todo GRACIAS a mi Espi, que sigue siendo mi recompensa al llegar a meta, que siempre está a mi lado en cada carrera y con una sonrisa. Gracias Espi, gracias de corazón por seguir a mi lado siempre.

Y, estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero.