lunes, 15 de enero de 2018

PERO... ¿DÓNDE ESTAMOS ESPI?

Cada día que pasa es un sueño. Muchas veces ves cosas que te dejan petrificado. En este caso fue entrar a un recinto y flipar con el mundo de las orquídeas. Pensar que hay tantos tipos y que las hemos podido ver en un microsistema, nos ha dejado tan alucinados que no he podido resistirme a ponerlo en el Blog... ¡Qué pasada!... Eso sí ¿dónde es? jejejejejeje...

Ya sólo el edificio, nos incitaba a entrar.
Las orquídeas son unas plantas fascinantes. Sus flores poseen formas extrañísimas y exóticas al tiempo que supone un reto cultivar y hacer florecer año tras año a determinadas especies... aunque aquí, parecía que era muy fácil.

Hay tres tipos de orquídeas... Las orquídeas epífitas constituyen más del 90% del total de especies. Cuelgan de árboles o de arbustos. Son las más vistosas y las que encontramos a la venta normalmente. Sus necesidades son escasas y obtienen el agua de la humedad del aire con raíces aéreas... así son de curiosas.

Las orquídeas semiterrestres crecen sobre un colchón de hojas en descomposición en el suelo o sobre piedras recubiertas de musgo... Ooooooooooh...

Este orquidiario es increíbleeeeeeeeee...

Ah!!!!! Las orquídeas terrestres tienen sus raíces en tierra. Son Phaius tankervillae, Bletilla striata, Calanthe vestita, Chloraea, Cranichis, Cyclopogon y alguna más. Nosotros, la verdad, es que las vemos todas iguales, en fin, qué se le va a hacer.


Seguimos estudiando minuciosamente cada orquídea, pero es que hay tantas y tantas plantas a su alrededor que... en fin, que son muy muy bonitas.


Y de pronto, nos encontramos con esto. Aquí no digo nada, sólo que es ALUCINANAAAAAAANTE.


Esto es el paraíso de las orquídeas... y Espi disfruta de las vistas desde detrás del salto de agua.


Y este ha sido el maravilloso mundo de las orquídeas visto desde el punto de vista de dos diletantes en el mundo de las flores... GUAU GUAU es con lo que nos quedamos.

¿Alguien sabe dónde es? Hay una pista en alguna foto, ¿la ves?

jueves, 28 de diciembre de 2017

RESUMEN ANUAL DE MIS "CORRETEADAS"

Y pasa otro año, otro año dejamos a las espaldas. Muchas carreras quedan para el recuerdo. Como siempre, momentos buenos y otros tantos de sufrimiento, porque no todos los días se sale con el mismo cuerpo. Alguna que otra lesión, que ya quedan atrás y también algún que otro podium. En resumen, un año lleno de carreras disfrutando de lo que más me gusta hacer: CORRER.

Un recuento de dorsales...

Y sobre todo, un recuento de kilómetros y desnivel +, ni más ni menos que 5.090 kilómetros con la bestialidad de 178.709 D+ con un total de 641 horas con 22 minutos corriendo. En fin, que quemé este año 242.015 Calorías jejejejejeje...

Muchos preparativos para salir a correr...

Grandes momentos que me quedan grabados...

Llegadas a meta disfrutando de un logro: simplemente llegar.

Momentos duros, pero gratificantes...

Grandes corredores con los que coincidí. Titanes con nombre. Un honor correr con ellos...

Mi GRAN recompensa al llegar a META. Siempre ahí, esperando mi llegada, en cada una de las carreras. Mi Espi, lo mejor que me ha pasado en mi vida... ella es la responsable de que siempre llegue a meta con un sonrisa. Gracias por cada momento Espi. Te quiero.

Y una persona que llevo dentro en cada paso, en cada kilómetro... mi mamá, que emprendió un viaje sin regreso, pero que gracias a ella, soy como soy. Toda mi fuerza y mi ilusión es un regalo de esa persona que nunca desaparece de mi corazón. Te quiero, estés donde estés.

jueves, 14 de diciembre de 2017

MI ESPECIAL MARATÓN DE MÁLAGA EN 3:18 min

Como cada año, no falto a mi cita especial de la Maratón de Málaga, donde me reúno con mi padre y con mis grandes recuerdos de mi mamá. Lo que hago es disfrutar de correr para llenarme el corazón de recuerdos y buenos momentos pasados. La Maratón de Málaga es mi carrera más especial del año, a la que no faltaré hasta que el cuerpo y la cabeza me lo permitan.

Recorrido hasta Estepona, donde hacemos la primera parada para reunirnos con mi padre, que nos espera allí para pasar un par de días juntos.

Un tiempo espectacular, casi 20º y disfrutando del sonido de las olas del mar en los tímpanos. Lo curioso es que los de allí decían que hacía un fríooo...jeje.

Por supuesto, una buena comida disfrutando del pescadito de la costa junto al mar. Siempre un lujo.

Y después de un par de días de "relax" (mi padre tiene pila para dar y tomar), llegada a Málaga para ir preparando todo. Recogida del dorsal, preparación del equipo... Como siempre gracias a 226 Aragón por dejarme correr con sus colores.

Un paseo por el casco viejo y unas cervezas preparando el circuito donde Espi y mi padre me podrán ver... A dormir y mañana a correr.

8:00 am. Un pensamiento para colocar mi cabeza en orden y proponerme correr.
9:00 am. Pistoletazo de salida y a correr, correr y no dejar de correr para llegar cuanto antes a meta.

Espectacular el recorrido... con unas vistas del mar que me animaban a seguir dándolo todo.

Km 22... desde lo lejos veo a mi padre, que me espera emocionado y donde el subidón de adrenalina que me dio, me puso a tope de nuevo para seguir fuerte. Mi Espi, también estaba allí, con esa sonrisa que cada día me vuelve más loco.

Km 36... de nuevo, allí estaban mi Espi y mi padre. Jodo, qué lujo es poderles tener en la carrera, porque el impulso emocional que me dieron fue como tomarme 1.000 cafés bien cargaditos... Graaaaaacias...

Pero, aunque siempre disfruto de cada paso, los momentos duros también estan presentes, cuando las piernas se te ponen como palos, vas desfondado, cuando sabes que hay que seguir hasta el final, porque a eso vengo...

Y después de 3 horas y 18 minutos corriendo, llego a meta, donde al ver a Espi me paro a darle un beso... donde me esperaba mi padre también, orgulloso de mí... y sobre todo donde de nuevo paso bajo el arco de meta y levanto los brazos señalando al cielo, para dar gracias a mi mamá, que esté donde esté, le digo...¡lo he conseguido de nuevo mamá, va por ti!...

Otra medalla de la Maratón de Málaga, otra para la saca, como dice mi buen amigo Pabote. Y con ésta van 5.

Y para celebrarlo, unos vinos dulces de Málaga junto a mi padre y mi Espi... que se lo merecen más que yo, por haber estado en cada paso de mi carrera. Son la verdadera medalla de esta maratón. GRACIAS. Os quiero mucho.

Un día muy muy especial para mí.

Y ahora toca de nuevo volver a casa. Buen viaje de vuelta; largo, pero feliz y con muy buen sabor de boca. Gracias a Espi por seguir siempre a mi lado y no dejar nunca de sonreír. Soy muy afortunado.

EL AÑO QUE VIENE MÁS Y MEJOR.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

MITJA MARATÓ LLEIDA EN 1:28 min "VISCA"

Y seguimos con el turisteo de ciudades con la excusa de correr... Lleida era la ciudad que se nos cruzaba hoy por culpa de la Mitja Marató de Lleida, una media de asfalto para poner a prueba mis piernas corriendo por asfalto dejando de lado las montañas y el desnivel. En fin, que al lío con esto del asfalto.

Salimos desde Jaca destino a Lleida con la calma. Trayecto de 180 km rapiditos y con buena carretera hasta nuestro destino.

Después de dejar todos los bártulos, recogemos el dorsal y preparo el equipo para el día siguiente. Hace fresquete, Lleida es bastante húmeda.

Una cena llena de hidratos y buen vino para recargar fuerzas, que un japo siempre sienta bien... jejejejeje...

Y llegó el momento de correr. La carrera sale a las 10:30, el tiempo nos acompaña y la mañana parece que es soleada. Siempre un meadita antes de correr.

Pistoletazo de salida y me pongo en modo "run" "run"...

La carrera muy rápida, sin darme cuenta me planto en el km 10 y voy volando. Sensaciones súper buenas.

Y sin buscarlo, me hago la carrera en 1:28 min. INCREÍBLE... para nada pensaba en hacerla tan rápida. No sé si es el pilates o qué, pero disfruté de lo lindo corriendo esta media.

Y he aquí mi recompensa. Una medalla de Finisher y a Espi que me esperaba en meta como siempre para abrazarme y felicictarme ¿qué más se puede pedir?
Nunca dejaré de correr mientras pueda. Es mi manera de vivir, de sobrevivir y de soñar. Siempre que termino una carrera, me acuerdo y digo: estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero. 


Y después de una duchita y un pincho, a pasear un poquillo por Lleida, que siempre hay algo que ver y aprender.



No podemos dejar de ver la Catedral de la Seo Vieja o catedral antigua de Lérida, que es el monumento más emblemático de la ciudad. Se construyó en estilo románico, aunque sus bóvedas son de crucería ojival góticas... eso creo.

Y una vez vista la Catedral, Espi está que se sube por las paredes deseando volver a casa, a Jaca... donde disfrutamos de nosotros, que es lo mejor del mundo.

jueves, 2 de noviembre de 2017

VISITA AL "PAPA" POR ASTURIAS

Como siempre, de aquí para allá. Mi padre estaba en Asturias, concretamente en Pola de Laviana, donde nació hace ya 79 años y donde se siente como un niño, feliz. Pues, excusa perfecta para ir a verle y disfrutar de su compañía y de paso de Asturias. Bártulos a la espalda y a cruzarnos el norte de un lado a otro sin ningún tipo de pereza.

Decidimos ir en coche hasta Pamplona, donde pillamos el tren hasta Oviedo. Lo más cómodo y seguro.

Y sin darnos cuenta, ya en Laviana con mi padre a pasar unos días con él. Qué buen tiempo pillamos además. Así que, a pasear y comer bien.

Desde Laviana, directos a L´Albancia, un restaurante que con buen tiempo es un paraíso, y la comida es de lo mejor de Asturias. Damos fe de ello.

Espectacular la cocina... más bien el fuego donde asan el cordero y la carne.

Ya sentados, pedimos el cáliz de uva llamado Viejo Mundo, un Ribera de Duero que nos encanta.

Puf... POTE de pescado... la imagen lo dice todo.

Famiaos nos quedamos... aun así... Llega también la carne para los carnívoros. Así es Asturias.

Y después de bajar la comida paseando y disfrutando del buen tiempo... Un "Asturias patria querida" a capela a cargo del coro de la Iglesia de Laviana. Día perfecto junto a Espi y a mi padre.

Y seguimos con la excursión. Esta vez, vamos a Campo de Caso, donde mi padre tiene controlado otro restaurante para poder seguir engullendo buena comida...

En fin... que la imagen hable de nuevo por sí sola.

Y poco a poco... el sol va cediendo... y paseamos por esta tierra asturiana arreglando el mundo.

Aquí llegando a uno de los sitios favoritos de mi padre... la famosa madreña, que se utilizaba para espantar a los animales con un mecanismo curioso... esta vez no lo cuento, que de vez en cuando hay que investigar también un poco... jejejejejeje...

Y poco a poco, el sol se esconde y el día se termina. Gran visita a mi padre, persona que admiro y de la que me siento muy orgulloso.

Papá, gracias por unos días juntos, disfrutando de tu compañía y de tus paseos. Como siempre bien dices, qué rápido pasa el tiempo. Repetiremos pronto, prometido.